martes, 27 de febrero de 2018

Futanari Dino Riders of the Apocalypse (Bryce Calderwood)

Pues como hace ya algún tiempo que no dedicamos un rato a la literatura de género dinoerótico, vamos a ver lo que nos propone el autor norteamericano Bryce Calderwood. Según Amazon, Calderwood vive en Carolina del Norte y escribe historias eróticas desde el año 2015, combinando elementos paranormales o fantásticos con términos sexuales como el BDSM o el futanari, intentando explorar los límites entre el sexo y la violencia, entre el placer y el dolor, y entre lo humano y lo monstruoso. El BDSM se refiere al conjunto de fantasías y prácticas eróticas relacionadas con el bondage y disciplina; dominación y sumisión; y sadismo y masoquismo. En el caso de futanari, se trata de un término compuesto de origen japonés que combina dos palabras: Futatsu, que significa segundo o dos y Nari que puede ser traducida como forma o convertir. Por tanto, la palabra futanari podría interpretarse, como “dos formas” o “doble forma”. En castellano, la palabra que mejor define este concepto sería hermafrodita. El futanari es un tema recurrente en el género hentai (manga pornográfico) y se emplea para referirse a un subgénero en el cual los personajes femeninos poseen ambos órganos reproductivos.

Sin embargo, en la literatura dinoerótica parece que esta temática nos estaba muy extendida y Calderwood es pionero al incorporarla su saga "Futanari Dino Riders of the Apocalypse". Se trata de una serie de tres novelas ambientadas en el año 2135 en lo que queda de Brooklyn, donde la vida es dura tras el apocalipsis, en especial para los jinetes de dinosaurios futanari que cabalgan por un paisaje similar al del Lejano Oeste americano. La historia está protagonizada por Xenia, uno de estos jinetes futanari, que a lomos de su tiranosaurio salvará a Mags, también futanari, de una banda de ladrones locales. Y claro, se supone que Mags se lo agradecerá practicando sexo de mil maneras distintas. Si queréis saber más, echad un vistazo aquí, donde hacen un análisis exhaustivo de la saga.

No sabemos muy bien qué importancia tienen los dinosaurios en la trama y si solo quedan como meras monturas, pero la saga de Calderwood es un nuevo ejemplo de que la literatura dinoerótica se abre paso explorando nuevas temáticas y subgéneros que a primera vista parecen minoritarios, pero que encuentran su público dentro de los lectores especializados. Aquí no paramos de flipar...

1 comentarios:

Maik Civeira 1 de marzo de 2018, 18:12  

¿Bryce no es nombre de mujer? O.o

  © Blogger templates 'Neuronic' by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP