lunes, 22 de octubre de 2018

God save the saurians! (II)

LA REVISTA DEL MANIRAPTOR

Tras la guerra, el renacimiento del cómic de aventuras inglés comienza el 14 de abril de 1950 con el lanzamiento de una revista con nombre de dinosaurio: Eagle. Ya veo que hay gente por aquí que sabe inglés, pero no me desdigo: ¿acaso las aves no son terópodos pertenecientes al clado de los maniraptores?

Con la calidad por bandera, el reverendo Marcus Morris y Frank Hampson (1918-85) plantearon una revista de gran formato cuya principal atracción fueron los increíbles efectos de color y volumen de su fantástica serie Dan Dare, piloto del futuro. Morris contrató a un equipo de ilustradores a los que rodeó de maquetas y modelos de trajes para dar forma a los guiones de Hampson, que contó con el asesoramiento nada menos que de Arthur C. Clarke. El resultado fue un éxito sin precedentes, vendiendo casi un millón de ejemplares en su debut, y no es de extrañar que Dan Dare sea una auténtica institución del cómic inglés que ha sido exportada a la radio o la televisión e inspirado adaptaciones foráneas como nuestro Diego Valor.

En su primer viaje, al planeta Venus, nuestro piloto se encontrará con los Treens, raza alienígena de insensibles humanoides de piel verde cuyos ancestros se describen como dinosaurios y que conviven con otros dinosaurios. En el anual nº4 (1954) se publicó el relato Operation Triceratops.

Amalgamated Press [1] reaccionará ante el éxito del Eagle lanzando las revistas Lion (1952) y Super Dective Library (1953), con historietas de aventuras de corte similar, y a comienzos de los 60 acabó absorbiendo a la competencia, incapaz de sostener los elevados costes de Eagle, cuya calidad se resintió con la nueva política editorial, de manera que la publicación acabó desapareciendo en 1969, fusionada con Lion.

También las tiras de prensa se hicieron eco del éxito de Dan Dare. El Daily Express abrió sus puertas al género fantástico con Jeff Hawke (1955) de Sydney Jordan (1928), cuya condición de técnico en aeronáutica es patente en el diseño de las aeronaves de la tira. A partir de 1956 le ayuda en los guiones su amigo William Patterson, que trabajó también en Dan Dare y aportará grandes dosis de fantasía a la serie. Cuando Patterson abandonó por problemas de salud, la tira fue decayendo hasta su cancelación en 1974. Sydney Jordan probó suerte de nuevo en el escocés Daily Record con la similar Lance McLane (1976), al que en una imposible pirueta final en busca del éxito pasado trató de hacer pasar por el propio Hawke. Aquí vemos la versión italiana de la aventura de McLane titulada “San Jorge y el dragón”, dragón que a nosotros nos parece más bien un dinosaurio. En cualquier caso, hemos preguntado y parece que en el Sáhara Occidental no hay en este momento especímenes de ninguna de las dos especies.

En 1977 Dan Dare es resucitado brevemente en la revista 2000 A.D. y tiene lugar la primera entrega de los premios Eagle, bautizados en honor del pionero cómic-book, que será relanzado en 1982 por el editor Dave Hunt, quien lo vende en 1987 a Robert Maxwell, que ese año refunda Fleetway con parte del fondo de IPC. El siguiente año, Eagle absorbe Battle, cabecera de IPC con la que se había fundido en 1976 Valiant, en la que había quedado subsumida Lion dos años antes. De este modo, Eagle consumaba su venganza sobre Lion. Pero todo acaba y, finalmente, Eagle desapareció en 1994.


-----
[1] Conocida como Fleetway desde 1959 y hasta que en 1963 pasa a formar parte de la International Publishing Corporation –IPC- del magnate del “Grupo Mirror” Cecil Harmsworth.

jueves, 18 de octubre de 2018

Jurassic Trash (2016)



Cortometraje realizado por Antoine Causaert en la dirección, con la colaboración de Gaël Darmois, Souleymane Diallo y Valentin Simaer en el diseño de personajes y la animación, para el canal infantil francés Canal J dentro del espacio Les espoirs de l'animation.

miércoles, 17 de octubre de 2018

El mundo de los dinosaurios (y un gato) de Florencia Gavilán

Florencia Gavilán es una ilustradora y diseñadora gráfica que además trabaja como docente en la Universidad de Buenos Aires (Argentina). Especializada en técnicas como la xilografía, en su obra encontramos, en primer lugar, esta serie de cuatro estampas mesozoicas que describen en sus palabras "una historia de amor, destrucción, dinosaurios y un gato". También dejamos su particular visión en el marco del 170 aniversario de Fernet Branca.





martes, 16 de octubre de 2018

Clockwork Dinosaur

Como si fuese un mecanismo de relojería, los elementos internos de este tiranosaurio quedan ensamblados dando lugar a una máquina de matar perfecta. Esta frase de flipado resume a la perfección este diseño de camiseta de Threadless que puedes conseguir aquí por unos veinte dólares.

lunes, 15 de octubre de 2018

God save the saurians! (I)

KEEP CALM & ENJOY DINOS

Los dinosaurios invaden Londres (Don Lawrence)

Comenzamos octubre con la triste noticia del fallecimiento de Carlos Ezquerra, maño de nacimiento pero –esas cosas que tiene la industria [1] conocido por su impagable contribución al cómic del Reino Unido. Esta serie, que presentamos como humilde homenaje al creador gráfico del Juez Dredd, nace con la pretensión de subsanar el imperdonable descuido a que hemos sometido a los cómic británicos -con la salvedad de los posts dedicados a Barry Windsor-Smith o Neil Gaiman-, lo que nos parece necesario y más que oportuno en estos tiempos revueltos de Brexit.

Si bien la carrera de muchos autores ingleses nos es conocida desde que dieron el salto al otro lado del charco, en las islas encontramos revistas irremplazables como Eagle, cuya calidad ha supeditado desde su nacimiento a un segundo plano todo criterio económico, o el auténtico criadero de genios 2000 A.D. Y no olvidemos que, a fin de cuentas, fueron los ingleses quienes descubrieron a los dinosaurios… Así que la respuesta es obvia: Sí, hay cómics británicos de dinosaurios, ¡y menudos cómics!

Aquí os comentamos como, antes incluso del nacimiento del cómic moderno, Edward Tennyson Reed ya dibujaba viñetas con extraños dinosaurios como los que vemos arriba en la revista Punch.

El cómic fue potenciado en las islas desde su origen por el editor Alfred Harmsworth, propietario del Daily Mail y el Daily Mirror, que aguantó el empuje de USA con viñetas locales en sus revistas de humor Comic cuts (1890), Ilustrated Chips [2] (1890) o The boy’s friend (1895), a la que pertenece esta sugerente imagen de 1915.

Tras aglutinar sus iniciativas editoriales fundando Amalgamated Press (1901), Harmsworth lanza Puck (1904), donde destacó la serie de aventuras Rob the rover de Walter Booth [3] (1889-1971), que debutó un 15 de mayo de 1920 y mantuvo en vilo a los lectores ingleses veinte años hasta el cierre de la cabecera por culpa de la guerra.

La serie es conocida en medio mundo con diferentes títulos [4] y arriba podéis ver una cuña publicitaria de los Países Bajos. Por supuesto, un aventurero como Rob terminaría encontrándose con algún dinosaurio extraviado, en este caso un salado triceratops con el que no acaba de entenderse.


El editor escocés DC Thompson (1905) publicaba revistas de relatos ilustrados para chicos como Adventure (1921), Rover (1922) –véase arriba qué portada con saurópodo tan chula tenía el anual The Rover Book for boys de 1936-, Wizard (1923), Skipper (1930) o Hotspur (1933), donde aparecerá The iron teacher (1941), un forzudo robot encarnado que también parece tener fijación con los triceratops.

En 1937, DC Thompson se introducirá en el mercado del cómic con la revista Dandy, cuyo inmediato y fulminante éxito le impulsa a lanzar también Beano (1938), que previsiblemente publicará su número 4.000 el verano que viene, donde pasaron al cómic Morgyn the mighty (aparecido en 1928 en Rover) o Strang the terrible (nacido en 1936 en Adventure), dibujado por la estrella de la revista, Dudley D.Watkins (1907-69).

Amalgamated Press reaccionó ante la irrupción de su competidor lanzando Knockout (1939). Pero la guerra impondrá un obligado paréntesis al desarrollo del cómic británico.

-----
[1] En 1955-75, más del 40% del cómic español se realizó a través de agencias para su distribución en el extranjero. Mientras Toutain “colocó” a sus artistas en la norteamericana Warren (Creepy, Eerie, Vampirella), en Europa son celebridades autores como Cabrero Arnal (Pif), Tomás Marco (Kalar), Enrique Badía (Modesty Blaise), Enric Sió (Aghardi), Mora/De la Fuente (Sunday) o Julio Ribera (El vagabundo de los limbos), por poner sólo unos pocos ejemplos.
[2] Cuna del famoso Mr.Chips y de los vagabundos Weary Waddles & Tired Timmy (1896, Tom Browne), primer cómic moderno británico.
[3] No debe confundírsele con Walter R.Booth, pionero de los dibujos animados (sobre pizarra) británicos, autor de The hand of the artist (1906), The sorcerer’s scissors (1907) o… The prehistoric man (1908), en la que el artista dibuja un troglodita que cobra vida propia, causando el caos; como solución, al bueno de Booth se le ocurre dibujar un dinosaurio que liquide el problema.
[4] En España, su serie se llamó A través del mundo en la revista PBT y En busca de aventuras en La risa infantil.

  © Blogger templates 'Neuronic' by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP