lunes, 25 de enero de 2021

Los dinosaurios fashion de Mariana Souza


Mariana Souza es una ilustradora de Rio de Janeiro (Brasil) que se licenció en Bellas Artes por la Universidade Federal do Rio de Janeiro y actualmente estudiante de diseño en Medios Digitales en la Pontificia Universidade Católica do Rio de Janeiro. Además de ilustración con diferentes técnicas mixtas de acuarelas, gouache, óleo, tinta china, pasteles y bolígrafos, también hace talla en madera y metal y algunos trabajos de bordado. Es autora de los libros "Meu Pequeno Livro de Monstros: um guia sobre medos do subconsciente" (junto a Taiane Viceconte) y "Abraço: Aqui sempre cabe mais um!". Actualmente trabaja como ilustradora en Eleva Educação. En su obra hemos encontrado esta serie de dinosaurios que, en palabras de su creadora, fueron unas fashion victims del pasado...







viernes, 22 de enero de 2021

Substitute (XKCD)


SUSTITUTO

VIÑETA 1
- La señorita Lenhart no ha podido venir hoy, así que me ha pedido que la sustituyera.
He repartido vuestros exámenes. Empiecen por favor.

VIÑETA 2
- Sr. Munroe, la Srta. Lenhart no nos ha enseñado esto.

VIÑETA 3
- Eso es porque la señorita Lenhart no comprende la importancia de cierto tipo de matemáticas.
- Pero esto solo parece...
- Este material es más vital que cualquier cosa que hayáis aprendido.
- Pero...
- Sin peros.

VIÑETA 4
-Esto es una cuestión de vida o muerte.

1. El velocirraptor te descubre a 40 metros de distancia y ataca, acelerando a 4 m/s^2 hasta alcanzar su velocidad punta de 25 m/s. Cuando te ve, comienzas a huir, alcanzando rápidamente tu velocidad máxima de 6 m/s. ¿Cómo de lejos puedes llegar antes de ser atrapado y devorado?

2. Estás en el centro de un triángulo equilátero de 20 m con un raptor en cada esquina. El raptor de arriba tiene una pierna herida y está limitado a una velocidad máxima de 10 m/s. 
Los raptores irán a por ti. ¿En qué ángulo debes correr para maximizar el tiempo que permanecerás con vida?

3. Los raptores pueden abrir puertas, pero son frenados por ellas. Utilizando el plano de planta de la página siguiente, traza una ruta a través del edificio, asumiendo que los raptores tardan 5 minutos en abrir la primera puerta y reducen a la mitad el tiempo para cada sucesiva puerta. Recuerde, los raptores corren a 10 m/s y no conocen el miedo.



El webcómic XKCD comenzó a publicarse en 2005, cuando su creador Randall Munroe, diseñador de robots de la NASA y originario de Chesterfield (Virginia, Estados Unidos), decidió escanear los dibujos que había ido haciendo en sus cuadernos del colegio y publicarlos en su página web. Posteriormente, trasladó el webcómic a su propia web. Según Munroe, XKCD es un "cómic de romance, sarcasmo, matemáticas y lenguaje".

En una de sus tiras, nos cuenta la llegada de un profesor sustituto en la asignatura de Matemáticas con unos métodos distintos a su predecesora. Digamos que... Jurassic Park ha hecho mucho daño...

jueves, 21 de enero de 2021

Russkie Dinozavry (II): Dinosaurios soviéticos

Ilustración para Brontosaurio (1930) de T. Lebedeva

La Revolución Rusa (1917) fue sucedida por la fundación de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (1922) que, tras la Segunda Guerra Mundial, emerge como segunda potencial mundial, enfrentada al bloque occidental en una escalada armamentística conocida como “Guerra Fría”. Esta confrontación y aislamiento cultural de los bloques puede distorsionar nuestra impresión, y hacernos creer que no existe otro mundo más allá de la ficción con dinosaurios de las revistas pulp norteamericanas, pero lo cierto es que las publicaciones soviéticas no se quedaron atrás. Paralizada tras la Revolución, la revista La vuelta al mundo (1861) –aún publicada- renace en 1927, y junto a sus artículos divulgativos publica relatos de ciencia-ficción, entre ellos, unos cuantos con dinosaurios, como Una experiencia interesante (1927, L.D.), El valle de las “manos” de las avestruces (1928, S.Gorbatov) o Eliterium (1928, Vadim Pozdnyakov), en torno a un aspirante a paleontólogo que regresa de África enfermo con un hallazgo único... Nikolai Ogniov (1888-1938) es autor del cuento “Huellas de dinosaurio” (1927, en Cambio), en el que narra una expedición paleontológica galo-rusa a Mongolia.

El entomólogo Nikolai Plavilshchikov (1892-1962) escribió Brontosaurio (1930), una obra única en la que todo el protagonismo corresponde por primera vez a un dinosaurio. Ilustrada por T. Lebedeva, en esta novela el autor reconstruye la vida de un saurópodo del período Jurásico desde su nacimiento hasta su muerte, según el estado de la ciencia. Puedes leerla aquí (en ruso).

Naves espaciales de Yefremov

El paleontólogo [1] que definió la tafonomía [2], Ivan Yefremov (1908-1972), es autor de los relatos La sombra del pasado (1945) o Naves estelares (1948). En La sombra del pasado, que fue adaptada a televisión e inspiró a Yuri Denisiuk, el inventor de la holografía, una expedición paleontológica a un desierto de Kazajstán encuentra una superficie de resina que contiene la imagen de un tiranosaurio impresionada de modo natural. Naves estelares parte del hallazgo de un cráneo de dinosaurio con un agujero de bala... que sólo pudo tener origen extraterrestre, aprovechando que hace 70 millones de años el Sistema Solar se acercó bastante a otros sistemas estelares de la galaxia. La novela de Yefremov La nebulosa de Andrómeda (1957), que inaugura el “ciclo cósmico” del autor, narra un futuro utópico en el que el progreso ha transformado la Tierra gracias al trabajo en común de la humanidad. Fue adaptada al cine (1967, Yevgeni Sherstobitov), tras la versión en cómic que en 1959 realizaron los búlgaros Mijail Lykatnik/Ivan Gongalov y S. Iskerenova: En la página que mostramos a continuación vemos la reconstrucción de un dinosaurio a partir de un fósil.


Persiguiendo ictiosaurios

Igor Zabelin (1927-86) debutó con el cuento Persiguiendo ictiosaurios (1957), narrado por un científico que busca ictiosaurios vivos en las profundidades marinas.

Cazadores de dinosaurios, antología que recoge el relato homónimo de Shalimov

El geólogo Alexander Shalimov (1917-1991) se declaraba discípulo de Yefremov y es autor de Cazadores de dinosaurios (1962), sobre una expedición que descubre lagartos ancestrales en un pantano africano y atrapa una cría de dinosaurio. Otro geólogo, Anatoli Malajov (1907-1983), escribió unos cuantos relatos de temática paleontológica, como el cuento Espejismos de Turgai (1962), sobre un estudiante de paleontología que de niño encontró un cuaderno que daba cuenta de la existencia de un dinosaurio en los Urales y decide ir en su busca.

Cartel en castellano de Planeta Bur

Ufólogo y estudioso de los paleocontactos [3], Alexander Kazantsev (1906-2002) escribió Nietos de Marte (1959), trasladado a la gran pantalla en 1962 por Pavel Klushantsev como Planeta Bur. Protagonizada por unos cosmonautas soviéticos que encuentran dinosaurios en Venus, llamó la atención del productor norteamericano Roger Corman, que la adaptó a televisión con algunas escenas nuevas como Viaje al planeta prehistórico (1965) y produjo el remake con mayor presencia femenina Viaje al planeta de las mujeres prehistóricas (1968, Peter Bogdanovich). 

El químico Mijail Yemtsev (1930-2003) y el erudito Yeremei Parnov [4] (1935-2009) son coautores del relato Kongamato (1964), en el que el gobierno sudanés invita a un geólogo soviético a ayudarles para hacer perforaciones en busca de pozos petrolíferos y se encuentra con un animal similar a un pterosaurio, protagonista de una leyenda criptozoológica africana algo menos conocida que la del Mokèlé-Mbèmbé. En “Cómo el dinosaurio se enterró lejos de la civilización” (1967), Felix Krivin [5] (1928-2016) dialoga con un dinosaurio y averigua las verdaderas causas de la extinción. Krivin es también autor de “Cartas de la ballena Seva al dinosaurio Arkadi, del mar a la tierra” (1995).

Garra de dinosaurio

Vitaly Korzhikov (1931-2007) escribió la serie infantil Los viajes de Solnyshkin, a la que pertenecen los relatos "Garra de dinosaurio" (1979), ilustrado por G. Valk (1918-98), o "Solnyshkin y el dinosaurio" (2000). Anatoli Petrov (1937-2010) dirigió Solnyshkin navegante (1980) para la principal productora de animación soviética, los Soiuzmultfilm Studios (1936), aunque no encontrarás dinosaurios. Petrov es el creador junto a su mujer, Galina Barinova, de la serie Veselaya Karusel (1969), donde comenzaron grandes animadores como Garry Bardim o Eduard Nazarov, y cuyo 27º episodio se titula "La caza del pequeño dinosaurio" (1995). 

El autor más interesante de la última etapa de la URSS es el periodista ruso Vladislav Xionzhek (1956), que escribió la breve metáfora de la Guerra Fría “Diario encontrado en el cementerio de dinosaurios” (1981), que puedes leer aquí, donde da cuenta de la enemistad de los dinosaurios con los ictiosaurios, que evolucionará hasta convertirse en un conflicto armado... También es autor del relato “Yo, dinosaurio” (1987) en el que un crononauta es enviado el Mesozoico, donde ocupa el cuerpo de un dinosaurio. Puedes leerlo aquí.

Petia Ryzhik se despide de su amigo dinosaurio (Las gafas de sol son inevitables para los que se han adaptado a vivir bajo tierra)

En cuanto al cómic, la emigración de artistas tras la Revolución (en particular a los Balcanes, donde impulsaron el cómic yugoslavo, como veremos en un próximo post) y ciertos prejuicios soviéticos, al considerarlo un producto decadente occidental, complicaron su desarrollo. Hasta que en los años 50, como vimos en la entrada anterior de esta serie, artistas de otros países demostraron su capacidad para acercar al pueblo novelas tan rusas como Plutonia o, como hemos visto arriba, La nebulosa de Andrómeda. En 1956 el dibujante Ivan Semionov (1906-82) impulsó la revista infantil Ilustraciones divertidas y crea para la misma junto al guionista Yuri Postnikov (1927-83) al joven Petia Ryzhik, que en una de sus aventuras –que puedes leer aquí- viaja hasta el centro de la Tierra, de donde regresa con un dinosaurio para el Zoo. En 1964, Postnikov/Semionov comenzaron a publicar en Ilustraciones divertidas las aventuras de Lápiz y Tornillo, una suerte de hombrecillo-robot ensamblado con piezas (un tornillo como nariz, llaves inglesas a modo de brazos) que había debutado en 1956 en los dibujos animados del georgiano Vajtang Bajtadze (1914-1993), según el guión de Nina Benashvili. En 2013, Valentin, el hijo de Yuri Postnikov, llevó a los personajes a la “isla de los dinosaurios” en un libro ilustrado.

Lápiz y Tornillo en la isla de los dinosaurios

Rasa Strautmane dirigió para Soiuzmultfilm La montaña de los dinosaurios (1967), un corto con guión de Arkadi Snesarev que –según la interpretación general- utiliza la extinción del Cretáceo-Paleógeno como metáfora política subversiva, criticando cómo los regímenes autoritarios asfixian al individuo. Además, la ucraniana Kievnauchfilm produjo el corto Vasia y los dinosaurios (1971, Valentina Kostileva) y la bielorrusa Belarusfilm El pequeño dinosaurio (1982, Tatiana Zhitkovskaya).

Gora Dinozavrov (La montaña de los dinosaurios)

-----
[1] Aparte de sus obras sobre los laberintodontes del Permo-Triásico, destaca en su producción la obra Camino de los vientos (1955), en la que describe las tres expediciones paleontológicas que dirigió en 1946-49 al Gobi.
[2] Parte de la paleontología que estudia los procesos de fosilización y la formación de los yacimientos de fósiles.
[3] Contactos con extraterrestres que estarían en el origen de algunas civilizaciones.
[4] Llegó a ser copresidente del Consejo de Literatura de Aventura y Ciencia Ficción de la Unión de Escritores de la URSS, así como presidente y vicepresidente de las Asociaciones de ciencia ficción europeas y mundiales.
[5] Si bien era ucraniano (al final de su vida vivió en Israel), como Yemtsev o Parnov, les hemos incluido en esta entrada por estar dedicada a la URSS. No encontrarás obras de autores ucranianos (tal vez en un futuro post) en otras entradas de esta serie, centrada en Rusia.

miércoles, 20 de enero de 2021

El #dinocember de Karolina Twardosz

Hace algunas semanas, en aquel todavía cercano 2020, presentamos por aquí a la ilustradora Karolina Twardosz en nuestra sección "Viajando al pasado con...". En ese momento os dijimos que Karolina andaba enfrascada además en su propio #dinocember, movimiento que ocurre en redes sociales todos los diciembres y en el que los artistas de turno dibujan un dinosaurio (o bicho prehistórico) cada día del mes. Lo prometido es deuda: os dejamos con el #dinocember de Karolina Twardosz.































martes, 19 de enero de 2021

Los mundos prehistóricos de Caza

Philippe Cazamayou “Caza” (1941) orientó su carrera hacia la publicidad, donde trabajó diez años hasta que debutó en el cómic con Kris Kool (1970). El siguiente año entró en la revista Pilote (la de Astérix), donde publicó la serie L’Âge d’ombre (1979), que comienza con el episodio “La Baîte” (Pilote #62), protagonizado por una suerte de kaiju dinosauroide que sólo busca “Amour” pero es abatido por el ejército al tomarlo por una amenaza.

En Pilote, Caza trabó contacto con Jean Giraud, el creador del Teniente Blueberry, que firma sus historietas de ciencia-ficción como “Moebius”. En diciembre de 1974, Moebius funda Humanoïdes Associés, desde donde impulsa el tebeo de ciencia-ficción Metal Hurlant, implantado desde 1977 en Estados Unidos rebautizado como Heavy Metal. Caza será reclutado para la revista, donde pudo dar rienda suelta a su fantasía en un puñado de historietas.

"Arkhè"

“Arkhè” (1982) recibe el nombre del arca de Noé, que no se abre para la fauna antediluviana, causando su extinción. Ese mismo año, fue Humanoïdes publicó un recopilatorio del autor que tituló como esta historieta.

En “Laïlah de las tinieblas” (1983) encontraremos un par de saurios figurantes: un pequeño dinosauroide en la primera viñeta y un pterosaurio en la segunda de la cuarta página. Laïlah dio título a un recopilatorio publicado por Humanoïdes en 1988.

Le monde d'Arkadi

La serie Le monde d'Arkadi (1989, Humanoïdes) tiene unas cuantas dosis de mitología clásica... y algunos monstruos de inspiración dinosauroide.

Una de las ilustraciones de "Kronozone", que sirvió de portada para la novela de Laurent Genefort "La caravanne des ombres"

Pero el arte de Caza no se limitó al mundillo del cómic, y en 2004 la editorial Delcourt publicó su libro de ilustraciones Kronozone.



También realizó portadas –algunas, con dinosaurios- para las revistas Bifrost o Galaxies, donde ilustró el artículo del escritor Jean-Pierre Andrevon [1] “Ces dinosaures que nous aimons tant” (“Esos dinosaurios que tanto amamos”, Galaxies-nouvelle serie #35, 2018).

Ilustración para la portada de Universe (1988)

Y dibujó más dinosaurios y dinosauroides en la antología de cuentos de ciencia-ficción Universe (1988) y novelas de especialistas como Jack Vance (Le Chasch>, edición gala de 1983 de City of the Chasch -1968-, del ciclo de Tschaï), Pierre Stolze (Marilyn Monroe et les samouraïs du père Noël, 1986), William F. Wu (L’Âge des dinosaures, 1993), G. J. Arnaud (La grande séparation, 2000), Laurent Genefort (La caravane des ombres, 2003) o Stephen Leigh [2] (Dinosaur World -1992- y Dinosaur Planet -1993-).






-----
[1] Andrevon es autor de muchas novelas y cuentos de ciencia-ficción desde los años 70, entre ellos “El hombre de los dinosaurios” (1994) cuya cubierta ilustró el dibujante de cómics Silvio Cadelo. Está protagonizado por el paleontólogo Jeremiah Prokosh, que viaja a las Montañas Rocosas un mes antes del evento de extinción del Cretáceo-Paleógeno junto a su robot, Octo-29, y se encuentra con una civilización de dinosaurios inteligentes...
[2] También autor de Dinosaur Warriors (1994), Dinosaur Conquest (1995), y Dinosaur Samurai (1993) o Dinosaur Empire (1995), ambas coescritas junto a John J. Miller.

  © Blogger templates 'Neuronic' by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP