viernes, 26 de mayo de 2017

Trout Fishing In America - When I Was A Dinosaur

Trout Fishing in America es un dúo musical norteamericano con casi cuarenta años de carrera compuesto por Keith Grimwood (bajo, contrabajo y voces) y Ezra Idlet (guitarra, banjo y voces). tomaron su nombre de la novela "Trout Fishing in America", del escritor estadounidense Richard Brautigan. Comenzaron su andadura en 1979 y han publicado una veintena de discos. Su mayor éxito es la canción "When I Was a Dinosaur", que se convirtió en uno de los temas favoritos del Dr. Demento, un famoso dj norteamericano, y sonó con frecuencia en su programa de radio. Han recibido numerosos premios y menciones, y hasta cuatro nominaciones a los premios Grammy, pero sin duda, si alguien oye el nombre de Trout Fishing In America lo relacionará enseguida con esa canción que habla de qué pasaría si fuese un dinosaurio:



Aquí dejamos la letra:

Oh, I used to be a dinosaur
I thought I was so cool
Future fossil fuel
That's all I ever was

When I was a dinosaur
Everybody knew my name
(Hey aren't you T-Rex?)
Everyone respected me (Wow!)
I had a mighty roar
When I was a dinosaur

When I was a dinosaur
I almost weighed a ton
I had a lot of fun
Cavemen on the run

When I was a dinosaur
I stepped in lots of mud
I walked around and
Snapped my teeth
And ate a lot of crud
When I was a dinosaur

I had a little bitty brain
I never thought of anything
I never knew before
When I was a dinosaur

When I was a dinosaur
I thought I was so cool
Future fossil fuel
That's all I ever was
When I was a dinosaur
That's all I ever was
That's all I ever was

jueves, 25 de mayo de 2017

El sueño de John Hammond







Ya hablamos en Koprolitos de Francisco Iglesias Periáñez y su propuesta para la segunda parte de Jurassic World. Su pasión por la saga jurásica le ha llevado de nuevo a rellenar huecos en la misma e imaginar en esta ocasión cómo podría transcurrir la trama entre "The Lost World: Jurassic Park" (1997) y "Jurassic Park III" (2001). Esperamos que Fran siga imaginando escenarios que completen la historia originada por Michael Crichton y que llevó a la gran pantalla Steven Spielberg.

miércoles, 24 de mayo de 2017

The Bodacious Period

La palabra "bodacious" se puso de moda durante los 80 y los 90 en Estados Unidos y procedía de la combinación entre "bold" y "audacious", que en ambos casos significa "atrevido" o "audaz". Algo "bodacious" era en esa época, algo impresionante y prodigioso, algo que molaba mucho. Y con este modelo de camiseta para TeePublic, bautizado como "The Bodacious Period", la ilustradora norteamericana Hillary White Rabbit no ha querido dejar pasar la oportunidad de hacer un juego de palabras con "voracious" (adjetivo muy aplicable a esos voraces lagartos terribles del Mesozoico) para mostrar a estos dinosaurios molones de estética noventera. La camiseta se puede conseguir aquí, por unos veinte dólares.


martes, 23 de mayo de 2017

Un pequeño homenaje a Mary Anning a través de ilustraciones...

Mary Anning (por Jemima Williams)

Pues aprovechando que anteayer fue el 218 cumpleaños de Mary Anning (nació un 21 de mayo de 1799 en Lyme Regis, Gran Bretaña), hemos recopilado unas cuantas ilustraciones que tienen a esta pionera de la paleontología como protagonista. Si, ya sabemos que vamos dos días tarde y que 218 tampoco es una fecha significativa, pero también pensamos que no hace falta una excusa de peso para rendir nuestro pequeño homenaje a Anning a través de esta selección de obras pertenecientes a distintos artistas con muy diferentes estilos.

Mary Anning and the Sea (por Jessica Bromley Bartram)

Mary Anning, Palaeontologist and Tray the dog(por Alex Ashman)

Mary Anning, fossil collector & paleontologist (por Rachel Ignotofsky)

Mary Anning rocks! (por Clockwork Express)

Mary Anning (por Annie Wilkinson)

She sells sea shells from the Jurassic seashore (por Ray Troll)

Famous People: Mary Anning (por The Boy Fitz Hammond)

lunes, 22 de mayo de 2017

Superhéroes y Dinosaurios X: ¿Evolucionaron los superhéroes de los dinosaurios?

Acaba de caer en mis manos Amazing fantasy, una recopilación que editó el año pasado Panini España de la homónima revista (1961-62) de la Marvel en la que vería la luz Spiderman. Entre los extras que se incluye al final del volumen, hay un artículo que Jack Kirby publicó en Monster menace #2 (1994) en el que sostiene una tesis fascinante, más aún viniendo de quien viene.

La carrera espacial y la radiación atómica dispararon la imaginación de los jóvenes en la posguerra, impulsando las historias de monstruos. “Para introducir un cambio, combiné los monstruos con características humanas. Se convirtieron en parte del modo de vida humano, y al hacerlo, los monstruos se volvieron aceptables para el hombre. Se produjo una evolución del monstruo y del hombre. Me interesaba tomar a los monstruos que aterrorizaban al hombre y convertirlos en aliados. Seguían pareciendo monstruos, pero tenían cualidades heroicas”.

La conclusión a la que llega Kirby es ciertamente reveladora: “Los primeros monstruos eran precursores de los superhéroes de los 60”.

Y no habla por hablar, da datos concretos: en “Thorr” (1961, Tales to Astonish #16) aparecen una critaturas rocosas que tenían mil millones de años de antigüedad y el autor reutilizó para combatir al propio Thor; en Journey into Mistery #62 (1960) aparece un monstruo peludo llamado “Hulk” que no es sino un predecesor del hombrecillo verde al que todos conocemos.

Kirby no lo menciona, pero en noviembre de 1961 aparecen en los kioscos tanto “Sserpo” (Amazing adventures #6) como “La Cosa” (Fantastic four #1), que deben tener algún pariente común o, tal vez, el dibujante había tenido algún problema reciente con una piedra…

Llegados a este punto, vamos a intentar contestar al enigmático –hasta conocer la tesis de Kirby- interrogante que plantea el título de este post. En principio y como vimos en el post dedicado a Jack Kirby, los dinosaurios presentes en las historias de monstruos publicadas por el dibujante antes del boom de los hombrecillos con mallas en los 60 parecen apuntar hacia una respuesta afirmativa.

Por cierto, en el recopilatorio de Amazing fantasy publicado por Panini podéis leer en español "We were trapped in the twilight world!" (1961, Stan Lee/ Kirby), o "Those who... change!" (1962, Lee/ Steve Ditko), muy apropiada para los lectores de este blog, a los que no puedo contar nada más sin hacer spoiler.

¿No recuerda a Devil Dinosaur el terópodo colorao de "We were trapped..."?

Sin embargo, resulta bastante difícil encontrar cualidades saurias en superhéroes, ya que los pocos ejemplos obvios que han pasado a la historia han caído siempre del lado de los supervillanos: Sauron (1969, Roy Thomas/ Neal Adams), Stegron (1974, Len Wein/ Gil Kane). En realidad, lo más parecido a un héroe se debe precisamente a Kirby: Devil dinosaur (1978). Pero, ¿Por qué puede ser un héroe un hombre-araña o un hombre-murciélago y no un hombre-estegosaurio?

En nuestra serie monográfica sobre la evolución de los dinosaurios en el imaginario popular “Imaginando dinosaurios” vimos que, salvo honrosas e interesantes excepciones, los reyes del Mesozoico se habían dedicado tradicionalmente a proteger del exterior mundos perdidos poblados por turgentes amazonas, para terminar pagados en posguerra siendo considerados meros trofeos de caza mayor en safaris en el tiempo. Ya ni siquiera daban miedo. Después de que los yanquis arrojaran la bomba atómica, es comprensible.

A finales de los 60, se pone en tela de juicio su supuesta ectotermia y Dale Russell describe al inteligente stenonychosaurus, de visión binocular y dedos oponibles que, según él, de no haberse extinguido habría evolucionado como el hombre.

Pero, para entonces, los superhéroes ya se habían adueñado del panorama editorial norteamericano en el que, es triste decirlo, poco ha cambiado desde entonces.

De manera que, si el universo Marvel no está lleno de hombres-dinosaurio que salvan doncellas en apuros atrapadas en las redes de villanos hombres-tarántula, no se debe más que una cuestión de tiempos: si el boom de los superhéroes hubiera tenido lugar en los 80, hoy todo el mundo conocería a Triceratops-man y Troodon-boy… Aunque el futuro aún no está escrito, por supuesto.

  © Blogger templates 'Neuronic' by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP