martes, 3 de mayo de 2016

Imaginando dinosaurios VI: Supersaurios

Además de láminas y portadas de cómic [1], Frank Frazetta (1928-2010) ilustró las novelas The return of Jongorn (1970) –de la trilogía del mismo año de R.M.Williams- y Thongor in the city of magicians (1968), de la saga Thongor de Lemuria (El mago de Lemuria, 1966), un mundo poblado por descendientes de los dinosaurios, de Lin Carter (1930-1988), que ayudó a resucitar el género de espada y brujería.

Stan Lee (1922) y Jack Kirby (1917-1994) -Devil dinosaur, 1978- recrean [2] a Kazar (X-Men#10, 1965), héroe de la Tierra salvaje -el clásico mundo perdido-, en una Marvel que resucita en los 60 junto a los superhéroes, que luchan con supervillanos medio dinosaurios como Sauron (1969), de Roy Thomas (1940) -The young allstars (1988)- / Neal Adams (1941), o Stegron (1974), de Len Wein (1948) / Gil Kane. En 1975, Jack Oleck (1914-81)/Alfredo Alcalá (1925-2000) idean Kong en DC y Don Glut (1944) Tragg & the sky gods en Gold Key.

Bruce Jones (1946) / Richard Corben (1940) realizaron unos cuantos cómics de dinosaurios [3] en las revistas de Warren, donde también destacó Bernie Wrightson [4] (1948) quien, desencantado con las grandes editoras, creó con otros dibujantes un sello para autoeditarse, Tyrannosaurus Press [5], nombre más que apropiado para la serie de láminas sobre dinosaurios que ilustró en 1977.

Espectacular lámina de Berni Wrightson

En la británica 2000 A.D. #1, Pat Mills (1949) presenta a Flesh [6] (1977), que caza en el Cenozoico para alimentar a la humanidad futura. Femforce (1985, Bill Black) comienzan sus andanzas en un mundo perdido de Sudamérica. En su primera aventura Adele Blanc Sec (1976), de Jacques Tardi (1946), se las ve con un pterodáctilo, mientras Greg (1931-1999) y Eddie Paape (1920-2012) llevaron a Luc Orient a La vallée des eaux troubles (1976).

En 1986, Mark Schultz ideó Xenozoic tales, que pasó al videojuego Cadillacs & dinosaurs. En 1988 Gary Gerani adaptó en Eclipse el juego de cartas [7] Dinosaurs attack! y Tom Mason publicó en Eternity Dinosaurs for hire (hay videojuego). El alemán Andreas (1951) dibujó Monster (1985). Justo antes de echar el cierre, Bruguera lanzó la revista Bichos (1986) donde José Cubero (1933-2001) publicó Dino y Saurio.
Antarctic prosauropod (William Stout, 1993)

En cuanto a los ilustradores, en 1981 William Stout [8] (1949) publica The dinosaurs: A fantastic new view of a lost era. John Sibbick ha ilustrado obras divulgativas como The illustrated encyclopedia of dinosaurs (1985, David B. Norman y Peter Wellnhoffer), Doug Henderson Maia: a dinosaur grows up (1984) y Greg Irons (1947-1984) All new dinosaurs (1980) o Last of the dinosaurs (1983). Gregory S.Paul [9] (1954) contribuyó a cambiar la imagen de los dinosaurios, representándolos como animales activos de sangre caliente y plumas. Dougal Dixon (1947) inventó especies inteligentes en The new dinosaurs: an alternative evolution (1988). David Peters ilustró Giants (1986) y Ely Kish (1924-2014) An odyssey in time: the dinosaurs in North America (1989) de Dale Russell [10] (1937), cuyo controvertido dinosauroide antropomorfo modela Ron Seguin en 1982.

Dinosauroide de Seguin, según Russell

El cine no ofrece en esta etapa grandes filmes de dinosaurios. Disney produjo One of our dinosaurs is missing (1975, Robert Stevenson), según la novela The great dinosaur robbery (1970, David Forrest). Planet of dinosaurs (1977, James K.Shea) contó con la stop-motion de Doug Bessick, animador en el corto Dinosaur, the terrible lizards (1970) de Wah Chang [11] (1917-2003). Pero los animadores de la británico-canadiense King Solomon’s treasure (1979, Alvin Rakoff) no están acreditados. Mark D.Wolf animó The age of mammals (1981), con modelos de Tony Mc Vey. Picha (1942) dirigió el largo animado Le chaînon manquant (1980). En My science Project (1985, Jonathan R. Betuel), un terópodo viaja en el tiempo gracias a una máquina extraterrestre. Yuri Moroz dirigió la checo-rusa The witches cave (1989). Y en la hispano-británica Pánico en el transiberiano (1972, Eugenio Martín), al observar el ojo que han quitado a una criatura endemoniada al microscopio ven que conserva imágenes de dinosaurios.

En televisión –para la que Yves Brunier y Christophe Izard idean en 1974 la mascota infantil Casimir- el primer capítulo de la serie divulgativa Il était une fois... l'Homme (1978, Albert Barillé y Jean Barbaud) nos traslada al cenozoico. Phil Tippett (1951) incluyó el corto Prehistoric beast (1984), animado con su sistema go-motion, en el documental de la CBS Dinosaur! (1985). Malcolm Hulke (1924-1979) escribió el guión de Invasion of the dinosaurs (1974) para Dr.Who, que viaja a menudo al mesozoico. David Gerrold (1944) -Deathbeast, 1978; Rex, 1993- ideó la serie Land of the lost (1974, Sid & Marty Krofft), con stop-motion de Jim Warren [12]. En Dinosaurs, dinosaurs, dinosaurs (1985), Gary Owens se convierte en dinosaurio. Sherly Leach (1952) creó a Barney (1987) para los más pequeños. DIC produjo Cro et Bronto (1980) de Bruno Bianchi –Diplodo (1987)- o Dinosaucers (1987, con Nelvana) y Marvel Dino-riders (1988), para promocionar un juguete.

Getter Robo, de Nagai

Go Nagai (1945) hace pelear a dinosaurios con sus robots en el “mecha” [13] Getter Robo (1974), son cyborgs en Mashinzaura (1978, con Ken Ishikawa) o han evolucionado como humanoides en Drag Kyoryu ken (1993). Doraemon (Fujio Fujiko [14]) ha compartido protagonismo con ellos [15]. Tsuburaya produjo Dinosaur corps Koseidon (1978). En el manhwa La isla del tesoro (1983) Kim Soo-jung (1950) presenta al “achuchable” dinosaurio Dooly, uno de los personajes más populares de Corea, que pasó a largometraje animado en 1996.

En 1979 Jim Gary (1939-2006) inaugura su expo 20th century dinosaurs con figuras naïf hechas con piezas de desguace coloreadas. El Traumlandpark (1977) de Bottrop (Alemania) fue el parque de dinosaurios más grande de Europa hasta su cierre en 1991. Ese mismo año abre el Parco Preistorico de Peccioli (Pisa) y siguen el de Rivolta d’Adda (1978, Cremona), el Teessaurus Park (1979, Middlesbrough -Reino Unido-), el Valle de la Prehistoria (1980, Santiago de Cuba), el Royal Tyrrel Museum de Alberta (1981), con multitud de fósiles, el Museo de dinosaurios de Zigong (Sichuan -China-, 1984) y a finales de los 80 The Combe Martin Wildlife and Dinosaur Park (Ilfracombe –Reino Unido-).

La típica parejita bailando en Traumlandpark


-----
[1] Eerie #5 (1966), Monster manía #2 (1967), Vampirella #5 (1970) o las láminas del Burroughs artist portfolio (1968), Tyrannosaurus Rex (1969)…
[2] Bob Byrd ideó un primer personaje con ese nombre en 1936, siendo trasvasado a viñetas por Ben Thompson en Marvel comics #1 (1939).
[3] Within you without you (1976, Eerie #77), que continúan Time and time again (1976, Eerie #78) y Years & mind forever (1978, Eerie #87), o A woman scorned (1978, Eerie #90). Después publicaron Me an’ ol’ Rex (1983, Twisted tales #3) en Pacific y la serie limitada Rip in time (1986, Fantagor). Además, Corben ilustró el guión de Steve Skeates The hero within para Creepy #60 (1974).
[4] Su Captain Sternn viajará al Jurásico en Running out of time (1993) e ilustró una impresionante portada para Jurassic Park: redemption (2010).
[5] Hay otra editorial (2002) y un estudio artístico (2010) con ese nombre.
[6] En Suecia se publicó el remake Dinosaurie jӓgarna (1989, Pandora).
[7] Otros juegos del periodo son Tyrannosaurus wrecks (1985) de Glen Frank, el librojuego Lands of mystery (1985) de Aaron Allston (en 1990 realizó Dungeons & dragons: Hollow world o el videojuego Worlds of Ultima: The savage empire) o Dinosaurs of the lost world (1987) de Avalon Hill.
[8] Autor de The little blue brontosaurus (1984) o el cómic Shmegeggi of the cavemen (1990, guión H.Kurtzman), colaboró en Dinosaur tales de Bradbury, Dinosaur de Disney y ha pintado murales en museos y parques de atracciones.
[9] En 1986 diseñó el quetzalcoatlus de On the wing (IMAX).
[10] En 1969 describe al Stenonychosaurus, inteligente troodon de visión binocular y dedos oponibles que, según él, de no haberse extinguido habría evolucionado como el hombre. En 1973 encontró saurios en la Antártida y a comienzos del s. XXI describe un corazón de dinosaurio de cuatro cavidades.
[11] Escultor de maquetas en Disney, trabajó en Dinosaurios (1960), The lost continent (1961) o Voyage to the planet of prehistoric women (1968), remake –como Voyage to the prehistoric planet (1965)- de la rusa Planet Bur (1962, Pavel Klouchantsev), en que los protagonistas se las ven con un pterosaurio.
[12] Dinosaurios (1960), The lost continent (1961). Se produjeron otras dos series de Land of the lost (1991 y 2012), y un filme en 2009 (Brad Silverling).
[13] Series de robots gigantescos tripulados. Noboru Tsuburaya produjo el mecha Attack of the Super Monsters/Dinosaur war Izenborg, que mezcla dibujos y maquetas y pasó al cine en 1982; y coprodujo con Rankin-Bass el filme The last dinosaur (Alexander Grasshoff y Tsugunobu Kotani). Otros animés del periodo son Legends of dinosaurs & monster birds (1977, Junji Kurata) –pese al nombre, no hay dinosaurios, sólo un plesiosaurio y un pterosaurio-, La era de los dinosaurios (1979, Hideki Takayama y Shotaro Ishinomori) y Serendipity the pink dragon (1983, Nobuo Onuki).
[14] Pseudónimo que aúna a Hiroshi Fujimoto (1933-96) y Moto Abiko (1934).
[15] Nobita y el dinosaurio, manga de 1975, animé de 1980 con remake en 2006; Nobita y los caballeros sobre dinosaurios, manga 1986 y animé 1987.

0 comentarios:

  © Blogger templates 'Neuronic' by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP