lunes, 4 de marzo de 2019

Superhéroes y dinosaurios XV: Canadá en la Edad de Oro (y II)

Nelvana of the northern lights

Los artistas Adrian Dingle y André y René Kulbach probaron suerte impulsando la editora Hillborough, en cuya Triumph-Adventure comics #1 (1941), Dingle presenta a la heroína más popular del cómic canadiense, Nelvana of the Northern Lights, que vio la luz antes incluso que Wonder Woman. En 1942 Hillborough es absorbida por Bell Features, refundada a partir de la compañía publicitaria Commercial Signs of Canada (1939) por Cyril Vaughan Bell, que se convertirá en la editora más potente y prolífica de todas. Con Dingle como director artístico, ese mismo año Bell lanza Commando comics, Active comics o Dime comics.

Portada -posiblemente de Fred Kelly- para Commando Comics #22 (1946)

En Active comics #1 aparece Thunderfist (Edmund Legault/ Murray Karn), en cuya aventura “The monster of catastrophe” (Active comics #2) una horda de dinosaurios robóticos invade Nueva York y el héroe vuela a lomos de un pterodáctilo. En otro episodio, se las ve con una "serpiente de mar" con un aspecto de saurio marino que tira para atrás.


En Active comics #23 (1945), Bob Young narra en viñetas el descubrimiento de “Dinny” Dinosaur en las praderas del Oeste de Canadá.

"Dinny" debutó en el zoo de Calgary en 1935

En el primer número de Dime comics debutan el capitán Johnny Canuck [1] (Les Barker) o Rex Baxter and the island of doom (Edmond Good), que narra las aventuras de Baxter cuando, torpedeado su barco por un submarino nazi, naufraga en una isla tropical en la que encuentra una civilización subterránea… y ya sabemos que esa es la mejor excusa para introducir dinosaurios en una historia.

A finales de 1943, Good emigra a USA, dejando Rex Baxter en manos de Adrian Dingle. En DC, junto al guionista Joe Samachson (Martian manhunter), Good ideó el western Tomahawk (1947, Star Spangled Comics #69), que tres números después toman Ed France Herron/Fred Ray, que introducirán dinosaurios en la serie en diversas ocasiones [2].

Portada de Bob Brown para Tomahawk #58 (1958)

Good creó también al aventurero Dagar, desert hawk [3] en All Great Comics #13 (1947, Fox Feature), revista que es rebautizada con el nombre del héroe en el siguiente número, donde se publica la historia Monsters of Mura, en la que Dagar no se enfrenta a dinosaurios pero se lo hacen pasar bastante mal unos “lagartos gigantes”. Luego montó su propia agencia, pero no tuvo mucho éxito y terminó como director artístico en Tupperware.


Un par de tiras de Monsters of Mura

En una última etapa, se unió a estas editoras en Montreal Educational Projects, centrada en relatos históricos educativos hasta que en Canadian heroes (1943) ve la luz el azote de los nazis Canada Jack (George Menendez), que llegó a tener revista propia.

Pero en 1946, terminada la Guerra, la competencia del cómic norteamericano [4], el fin de la moda de los superhéroes, asociados a la propaganda bélica, y los envites de la censura [5] (ambos fenómenos se dieron también en USA) significaron el final a corto o medio plazo para todos estos editores, suponiendo la práctica hibernación de la industria canadiense hasta mediados de los 70.

-----
[1] Reelaboración del leñador que personificaba a Canadá desde 1869, como el Tío Sam a USA o John Bull a UK. En Big Bang comics de Maple Leaf, H.Ward dibujó al Sargento Canuck, luego desarrollado por Spike Brown (Cosmo and his White magic, que vivía sus aventuras en la sumergida Atlántida), y en 1975 Richard Comely/ Ron Leishman crearon a Captain Canuck, primer superhéroe canadiense importante desde el colapso de la industria tras la Guerra.
[2] The Lost Valley! (Star Spangled Comics #83, 1948), The frontier dinosaur (Tomahawk #58, 1958), The lost land of the paleface tribe! (Tomahawk #82, 1962) o The caveman ranger (Tomahawk #109, 1967).
[3] No confundir con Dagar the invincible (1972) de Don Glut.
[4] Aunque la WECA será oficialmente derogada en 1951.
[5] Para saber más de la “caza de brujas” canadiense, recomiendo el artículo “Pánico al otro lado de la frontera” de Ignacio Fernández.

0 comentarios:

  © Blogger templates 'Neuronic' by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP