jueves, 23 de septiembre de 2021

Los mundos prehistóricos de Juan Piquer Simón

La cinematografía española no es especialmente fecunda en materia mesozoica. Una de las principales razones es que la industria ha contado siempre con raquíticos presupuestos, que han hecho prohibitiva la intervención de bestias antediluvianas. De hecho, en la pionera El sonido de la muerte (1966, José Antonio Nieves Conde), el monstruo es un dinosaurio invisible.

El único dinosaurio que el público (anglosajón) de El sonido de la muerte pudo ver es el del dibujo

Sin embargo, ese mismo año se estrena el filme rodado en las Canarias One Million Years B.C., con efectos de Ray Harryhausen, que rodaría en nuestro país hasta siete películas, incluida El valle de Gwangi (1969, Jim O’Connolly), con dirección de producción a cargo de Miguel Gil y dirección artística del gran Gil Parrondo, y unas tomas impresionantes de la Ciudad Encantada o la catedral de Cuenca. Además, algunas de las panorámicas insulares de Harryhausen para One Million Years B.C. fueron reutilizadas en When Dinosaurs Ruled the Earth y The Lost Continent. Así que, en los 60 no sólo se rodaron Spaguetti-western en el desierto de Tabernes (Almería).

Misterio en la isla de los monstruos (Juan Piquer Simón)

Juan Piquer Simón (1935-2011) estudió Bellas Artes en Valencia y en 1958 comenzó su carrera como cámara de la jovencísima (1956) Televisión Española. En el homenaje que le dedicó la casa dentro del programa de “Días de cine” la semana posterior a su fallecimiento fue definido como “un quijotesco cineasta español que, antes de que el ordenador abriera las puertas a la imaginación, se empeñó en acercar nuestro cine a lo fantástico”. Poco después aparecieron en el mercado un par de biografías de tiradas reducidas: Juan Piquer Simón: Mago de la serie B (2012, Fantcast) de Jorge Juan Adsuara y Un titán en el confín de la Tierra (2013, Caltiki), coordinado por José Luis Alonso.

El sindicato vertical le negó el –entonces obligatorio- carnet de director a principios de los 60 y sus incursiones en el documental sufrieron el embate de la censura, viviendo de la publicidad hasta 1972 en que funda la Productora Almena Films y los Estudios Piquer, enfocados al cine fantástico, sin tradición en España.

En 1976, Piquer dirigió Viaje al centro de la Tierra, con diseños de producción de Francisco Prosper (1920-2003) –responsable, entre otros [1], de los decorados de todas las películas que Harryhausen rodó en España-, que también colaboró con Emilio Ruiz del Río [2] (1923-2007) en los efectos especiales, bajo la supervisión de Juan Antonio Balandín. Basada libremente en la obra verniana, incluye algunos dinosaurios manipulados a mano y con varillas. Se estrenó en agosto de 1977 y fue un rotundo éxito, con dos millones de espectadores. El siguiente año llegó también a los cines norteamericanos, donde se tituló Where Time Began, e incluso llegó a China y la URSS.


Viaje al centro de la Tierra

Según cuenta Domingo Lizcaíno, colaborador en las dos biografías dedicadas a Piquer a que antes hemos hecho referencia, a finales de los 70 Juan intentó realizar una adaptación de la Saga de los Aznar (1953, Pascual Enguídanos). Perteneciente a la reconocida [3] colección de novelas Luchadores del espacio, ha pasado al cómic en un par de ocasiones [4]. La historia comienza cuando Miguel Ángel Aznar busca platillos volantes en el Himalaya y acaba transportado a un Venus tropical cuya fauna incluye dinosaurios y pterosaurios, utilizados como medio de transporte por sus habitantes. Según Lizcaíno, el productor reelaboró el guión de Piquer adaptando la saga y lo produjo en Yugoslavia como Nexus 2431 (1994, José María Forqué); pero parece que esta película se produjo en la República Checa y sería en realidad una nueva versión de otro guión de Piquer, titulado Espada y brujería [5]. Por cierto, Lizcaíno consiguió que Piquer le contratase como ayudante de efectos especiales en 1989 después de ver los dibujos que había hecho para un proyecto titulado El valle de los gorilas, que incluía estos fabulosos terópodos.

Diseños para El valle de los gorilas

En 1981, Piquer vuelve a Verne, en cuya Escuela de Robinsones se inspiró para Misterio en la isla de los monstruos, con efectos de Basilio Cortijo [6] y el ya citado Emilio Ruiz del Río. Entre los secundarios encontramos a Peter Cushing, Terence Stamp o Ana Obregón. Los protagonistas naufragan en una isla en la que encontrarán desde caníbales a orugas gigantes, hombres-alga, volcanes activos o monstruos gigantescos de vago aspecto reptiliano... Pero, por más que algunos carteles lo insinúen, no hemos encontrado dinosaurios en esta película.

La grieta

Tampoco nos atrevemos a clasificar como dinosauroide al extraño reptil marino draconiano fruto de experimentos genéticos de La grieta, realizada por Piquer en 1990 con efectos especiales de Colin Arthur (1943) y Basilio Cortijo que fueron merecedores del goya.

Finalmente, aunque los avances en materia de efectos especiales ya permitían películas mucho más espectaculares, por lo que pasó completamente desapercibida, en 1995 realizó La isla del diablo, basada en la novela de Vicent Mulberry (Víctor Mora, el padre del Capitán Trueno, al que Piquer intentó adaptar, pero no logró la financiación) La isla de nunca más, cuya versión en viñetas publicó Bruguera dentro de la colección Joyas Literarias Juveniles. Pero si la tribu del cómic adora a un dinosaurio, la versión de Piquer recicló al monstruito de La grieta...

-----
[1] Salomón y la reina de Saba (1958), El Cid (1960), Lawrence de Arabia (1962), La caída del imperio romano (1964), Golfus de Roma (1966)...
[2] Trabajó con Orson Welles, Stanley Kubrick o George Cukor y es recordado por los efectos de Dune (1984) o El laberinto del fauno (2006).
[3] Recibió el premio a la mejor serie europea de ciencia-ficción en la EuroCon de 1978, celebrada en Bruselas.
[4] Matías Alonso realizó la primera en 1959 en la colección “Hazañas de la juventud audaz” y Antonio Guerrero otra en 1978.
[5] El propio Lizcaíno afirma que el resultado final de la supuesta adaptación del guión de Piquer para la Saga de los Aznar al filme Nexus 2431 no se parecía en nada al proyecto que él había leído y, por lo que se refiere a Espada y brujería, aunque llegó a pintar algún decorado para la preproducción, reconoce que “No llegué a leerme el guión completo, solo algunas partes del ejemplar que recibió Colin. Estaba ilustrado con unos dibujos no recuerdo de quien. Se trataba de una película de fantasía, con castillos, fortalezas y seres medio humanos medio reptiles”.
[6] Comenzó junto a Prosper en Salomón y la reina de Saba (1958) o El Cid (1961), a las órdenes de Alex Weldon (1914-2004), en cuyo equipo continuó durante los setenta.

miércoles, 22 de septiembre de 2021

Pixelando la fauna del pasado con Hypnos


Hypnos es un ilustrador y animador de Brasilia (Brasil) dedicado exclusivamente al Pixel Art. Además de recrear personajes de videojuegos, cine o series de televisión, los dinosaurios también tienen gran presencia en su obra, encontrando inspiración en franquicias tan reconocibles como Jurassic Park o la brasileña Dino Hazard. A continuación dejamos una muestra, en la que puedes encontrar dinosaurios, pterosaurios, peces y otros animales extintos:

















martes, 21 de septiembre de 2021

Supersaurios (III): Devil Dinosaur

Sólo tres años después de que Robert T. Bakker publicase «Dinosaur Renaissance» en Scientific American, Jack Kirby dibujó los nueve cuadernillos que componen la miniserie Devil Dinosaur (1978). Aunque es el joven Moon Boy (al que Kirby nos presenta como “el primer humano”) quien controla al terópodo, Kirby no pensó en una mera bestia domesticada. En sus propias palabras: «Si nosotros adquirimos la inteligencia que poseemos en, digamos, un corto periodo de cuatro millones de años, ¿qué no podrían haber logrado los dinosaurios en 750 millones de años?». De hecho, Devil Dinosaur estaba llamado a tener un papel más importante dentro del mundillo de los superhéroes y a interactuar con ellos como uno más, llegando a convertirse en el primer supersaurio por derecho propio.

La historia de nuestro héroe comienza cuando el homínido conocido como “chico de la Luna” encuentra a la familia del terópodo, víctima de una tribu de cazadores homínidos, en el interior de un volcán. En un acto de suprema crueldad, los atacantes abrasan a la última cría superviviente con sus teas y sólo una propicia erupción de lava consigue ahuyentarles y evitar que consumen su crimen.

Asombrosamente, el joven saurio consigue sobrevivir, si bien desde entonces su piel mostrará ese característico color rojo con el que le identificaremos en lo sucesivo. Moon Boy se apiada del agonizante reptil y trata de ayudarle, forjándose entre los dos una alianza inquebrantable. Al final de sus aventuras, Devil Dinosaur atraviesa un portal temporal y hace una primera aparición en la actualidad, que resulta ser aún más letal que los oscuros tiempos prehistóricos de donde procede. Aunque consigue volver a encontrar el vórtice y regresar, Kirby ya nos ha hecho saborear lo que supondría disfrutar de la presencia de su fascinante bestia en la actualidad. Marvel tomó nota de las posibilidades que se abrían y muchos de sus artistas volverán a traer al dinosaurio a nuestro tiempo.

En diciembre de 1978 se publicó el último número de Devil Dinosaur y muy pronto se le echó de menos. Tanto que, en mayo de 1979, se alía con el rey de los kaiju para luchar contra un ejército de hombres-lagarto en “The Devil and the Dinosaur” (Godzilla #22, Doug Moench/Herb Trimpe), en el que intervienen Los 4 Fantásticos. A partir de entonces, las reapariciones del terópodo colorado se efectuarán en calidad de invitado en las aventuras de los principales superhéroes de la casa, comenzando precisamente por las de los hermanos Storm y compañía.

En «Devil Dinosaur: The Movie!» (1986, Mike Carlin/Ron Wilson), Ben Grimm (más conocido como “La Cosa”) combate a un Devil Dinosaur robótico que está siendo utilizado para rodar una película. Pero cuando se conocen en carne y hueso, se hacen inmediatamente amigos y en «The Collectible Red Variant» (2008, Paul Tobin/David Hahn) le ayuda a regresar a su mundo, de donde había sido raptado por “El Coleccionista”.

En «Looter’s Quest» (2008, Karl Kesel), donde volvemos a encontrar a los 4 Fantásticos (además de a Spiderman o a Kazar) el terópodo se enfrenta a “El Saqueador”, que le trata de forma humillante, golpeándole tras llamarse “Barney”, en referencia al tiranosaurio púrpura más inverosímil de la televisión, sólo respetado por el público preescolar. Ya le habíamos visto junto a Kazar en «The Heart of Animals» (1993, Peter David/Richard Howell), donde hace una aparición estelar para liberar al señor de la Tierra Salvaje, a Namor y Lobezno, que habían sido hechos prisioneros por “El Conservador”. Volverá a ayudar a Kazar a defender sus dominios, esta vez del traficante de vibranium Roxxon, en “Savage Land” (Christos Gage/Joyce Chin, 2008).

"The Heart of the Animals"

En Avengers #3–4 (2010, Brian Michael Bendis/John Romita Jr.) Killraven se aparece a los Vengadores en Washington Square Park junto con un dinosaurio rojo que algunos autores apuntan a que se trata de DD, aunque en el cómic no se le menciona como tal y, por otra parte, tiene cuatro dedos en las manos, el doble de lo habitual en un tiranosaurio... En Marvel Monsters: Devil Dinosaur (2005, Eric Powell), DD lucha con una versión primitiva de Hulk en “La batalla que el tiempo olvidó”. En Planet Hulk (2015, Sam Humphries/Marc Laming) forma equipo con un Capitán América asilvestrado para derrotar en la arena del “Killiseum” al “clan de Wolverine” y juntos correrán aventuras de lo más bizarras. Y hablando de historias alternativas, en Marvel Zombie (2018, W. Maxwell Prince/Steffano Raffaele) hemos podido disfrutar de la versión zombie de muchos superhéroes, entre ellas la de nuestro querido dinosaurio colorao [1].

Zombie Devil Dinosaur

Y vamos con algunas curiosidades sobre nuestro protagonista. La avispa se pregunta si es normal que un tiranosaurio corra a 20 millas por hora (32 Km/h) cuando ve a DD perseguir a un mapache gigante en The Unstoppable Wasp #3 (2017, Jeremy Whitley/Elsa Charretier), lo que estaría notablemente por encima de la velocidad punta habitual de los tiranosaurios, que sería inferior a 19 Km/h [2], pero nos parece normal al tratarse, a fin de cuentas, de un superhéroe. En Heroes for Hire  #10 (2008, Zeb Wells/Clay Mann), Misty Knight y Colleen Wing hacen un descubrimiento asombroso sobre la vida privada de DD. El tiranosaurio bermejo las ataca, pero sólo para proteger a su nido. Las heroínas discuten sobre el hecho de que un macho ponga huevos. Wing dice que los reptiles pueden cambiar de género y autofecundarse. No hemos conseguido averiguar más sobre la descendencia diabólica, ya que las heroínas se llevan a Moon Boy, poniendo al papi en el aprieto de elegir entre ir tras su amigo o quedarse protegiendo a sus huevos... y la familia es lo primero, claro.

Además, Devil Dinosaur ha sido miembro de pleno derecho de varios supergrupos. En “A Devil Among the Angels!” (1987, Jo Duffy/Kerry Gamill) se unió a los Fallen Angels (spin-off de los New Mutants), matando accidentalmente a la langosta psíquica Don de un pisotón en “Lost and Found” (1987, Duffy/Joe Stanton). Ese pequeño desliz terminó siendo olvidado y, en 2017, fue invitado a formar parte de los Secret Warriors (con guiones de Matthew Rosenberg y dibujos de nuestros Javier Garrón, Juanan Ramírez o Ramón F. Bachs) y en la miniserie de Cullen Bunn Monsters Unleashed une fuerzas con un buen puñado de superheroes de Marvel para defender a la Tierra de una invasion de monstruos.

Para nosotros, la culpa no fue de DD sino de quien deja tirado el marisco por el suelo

Tras un especial (Devil Dinosaur Spring Fling, 1997) con relatos cortos que no aportan gran cosa al personaje y un número de Marvel Monsters a su nombre pero compartido con Hulk, por fin en 2016 Devil Dinosaur ha vuelto a tener serie propia. De nuevo, el terópodo atraviesa un portal temporal y aterriza en la actualidad, donde la joven afroamericana Lunella Lafayette hará las veces de Moon Boy, al que había asesinado Nigel Higgins, el Punisher británico, en la adaptación a viñetas del videojuego Contest of Champions (2015, Al Ewing/Paco Medina) poco antes de que Gamora liquidase al propio DD, claro que sólo era un juego... La encargada de sustituir a Kirby en Moon Girl and Devil Dinosaur (guión de Amy Reeder) ha sido la española Natacha Bustos. Y parece ser que el año que viene veremos un largometraje y/o una serie animada protagonizados por el dinosaurio más famoso de Marvel, que esperamos con ansiedad. De momento, aquí puedes ver un tráiler del filme y aquí la ficha en imdb de la serie.

Contest of the Champions

Por otra parte, la influencia del Dinosaurio Diabólico es fácil de rastrear en la reciente serie de HBO Primal de Genndy Tartakovsky, que guarda bastantes paralelismos con la creación de Kirby: la alianza del hombre prehistórico y el terópodo, cuya fuerza no conoce rival, el trágico origen de su relación e incluso la aparición de elementos sobrenaturales (arañas o termitas gigantes, brujas, extraterrestres...) en la serie.


-----
[1] También ha realizado breves cameos de una sola viñeta en tebeos de superhéroes como «What if Howard the Duck Formed His Own Superteam?» (1982, What if? #34, Alan Kupperberg), «Yesterday Will Be More Fun than Tomorrow Was» (1994, Marvel Comics Presents #161, Fabian Nicieza/Robert Walker), Marvel Rising: Omega (2018, Devin Greyson/George Duarte y Roberto Di Salvo) o Champions #1 (2016, Mark Waid/Humberto Ramos).
[2] Sellers, W.I., Pond, S.B., Brassey, C.A., Manning, P.L., Bates, K.T. (2017) “Investigating the running abilities of Tyrannosaurus rex using stress-constrained multibody dynamic analysis”, en PeerJ 5: e3420.


Recuerda, todos los cómics de dinosaurios están en "El Comicsaurio: La historia de los cómics de dinosaurios" editado por Applehead Team. Ya a la venta  aquí.

viernes, 17 de septiembre de 2021

El perturbador mundo mesozoico de Pupik

El arte de Pupik (que se traduce como "ombligo" del yiddish) es difícilmente clasificable... Sus diseños son provocadores y mezcla referencias sexuales con animales y referencias al manga japonés. Suponemos que es originario de Israel, pero no hemos logrado encontrar mucha información biográfica. Así que lo mejor para conocer su obra es echarle un vistazo a sus ilustraciones y camisetas con dinosaurios que os dejamos a continuación:











jueves, 16 de septiembre de 2021

Los peculiares dinosaurios de Domonkos Erhardt


Domonkos Erhardt es un ilustrador húngaro que además es cofundador de PIROS, estudio de animación localizado en Budapest. Con un peculiar estilo, retrata personajes de la cultura popular, animales, criaturas de fantasía y por supuesto, dinosaurios. A continuación dejamos una muestra de algunos de sus bocetos con protagonistas mesozoicos o su interpretación de una escena muy reconocible de Jurassic Park:












Me lo chivó Javi Godoy ¡Gracias!

  © Blogger templates 'Neuronic' by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP