viernes, 11 de junio de 2021

"Cuando los dinosaurios dominaban la Tierra", canción de Eskorbuto ilustrada por El Hombre Tucán

El Hombre Tucán es un ilustrador nacido en Vigo (Galicia, España) en 1993 y actualmente residente en Madrid, donde trabaja como dibujante profesional en la industria publicitaria. Poco a poco, intenta abrirse paso en el mundo del cómic, uno de los sueños de su vida. Otra de sus pasiones es la música, en su sentido más amplio, aunque desde que reside en Madrid ha vuelto a reencontrarse con el metal y el punk. Una buena muestra en la que fusiona música y cómic es su interpretación de la canción "Cuando los dinosaurios dominaban la Tierra", tema de Eskorbuto compuesto a principios de la década de los 80 e incluido en varias grabaciones del grupo de Santurce. Cada una de las viñetas del cómic representa un verso de la canción, buscando un paralelismo entre el dominio y la brutalidad de los dinosaurios con la gerontocracia y el poder autoritario de nuestros tiempos...


Hace un millón de años en la prehistoria...

Ellos eran los mas fuertes y la fuerza era la ley

¡Gigantescos! ¡Brutales! ¡Salvajes Animales!

Pero ocurrió así fue, todos sucumbieron. Ahora son petróleo necesario en nuestro tiempo.


Cuando... los dinosaurios... dominaban la Tierra.

Cuando los dinosaurios dominaban la tierra. Era por la fuerza hoy es “de otra manera”.


Si quieres escuchar la canción original, la dejamos a continuación:



Me lo chivó Javi Godoy ¡Gracias!

jueves, 10 de junio de 2021

Dinocómics (IX): La era de los reptiles

Aunque ya hemos visto que los cómics de dinosaurios estaban asentándose como género con firmeza desde mediados de los 80, la dinosauriomanía impulsada por Jurassic Park convirtió 1993 en un año especialmente propicio a los lanzamientos mesozoicos, incluidos varios cómics de dinosaurios, como Messozoic (Doug Potter), una historia humorística de 36 páginas que publicó la editora underground Kitchen Sink, o Age of Reptiles (Dark Horse) de Ricardo Delgado, una monumental “epopeya dinosauriana” que supera el centenar y, con las secuelas, alcanza el medio millar de páginas.


Fundada en 1986 por Mike Richardson, la indie Dark Horse había mostrado su interés por publicar una historia de dinosaurios ya en 1989, cuando anunció Dinosaurs: The Ruling Reptiles (Tim Sullivan/Mike Manley) que, sin embargo, no llegó a materializarse. Pero el estreno del filme de Spielberg preparó el ambiente para que la editora se sacara la espinita. Para ello contó con Ricardo Delgado (1964), que narró desde el punto de vista saurio y sin diálogos la impresionante “epopeya dinosauriana” Age of Reptiles.

Ricardo Delgado

Nacido en Los Angeles de padres costarricenses, “Cuando tenía cinco años, su padre le llevó al Los Angeles Museum of Natural History, donde Delgado vio los primeros huesos de dinosaurio. Poco después, vio King Kong, con sus brillantes dinosaurios animados. Estos dos eventos fueron el comienzo de un interés de por vida, que ha culminado en Age of Reptiles” [1]. Tras King Kong llegó El valle de Gwangi [2]. Con ocho años, en 1972, veraneaba en Alajuela (Costa Rica), donde al escuchar el rugido de la multitud asistente al cercano estadio de fútbol desde la iglesia, le recordaba la escena en la que el terópodo irrumpe en la catedral de Cuenca. No lo hemos comprobado, pero seguro que dibujó algún que otro dinosaurio mientras estudiaba con Burne Hogarth en el Art Center College of Design. Después trabajó brevemente en el terreno de la animación [3] y luego llegó Age of Reptiles.

"Guerra tribal"

La primera serie (cuatro números, recopilados en un volumen en 1996 con prólogo de Ray Harryhausen) se tituló “Tribal Warfare” y mostraba la violenta rivalidad entre deinonicos y tiranosaurios.

En el Mesozoico, los pardillos duraban poco ("La cacería")

En 1997 se publicó la segunda parte, “The Hunt”. En esta ocasión se enfrentan ceratosaurios y alosaurios. Algo menos sangrienta, fue galardonada con los premios Eisner al autor revelación y a la mejor serie limitada.

"El viaje"

“The Journey” (2009) tardó doce años en aparecer y narra la migración anual de un gran grupo de lo más heterogéneo (saurópodos, hadrosaurios, anquilosaurios, ceratópsidos…) que recuerda En busca del valle encantado.

"Tortuguitas"

Tras un par de historias breves de ocho páginas -“The Body” (2011) y “Baby Turtles” (2014)- publicadas en Dark Horse Presents, llegó la última entrega por el momento, “Ancient Egyptians” (2015), protagonizada por Espinosaurio.

Amor espinosáurido en "Antiguos egipcios"

Plagado de dinosaurios emplumados generados por ordenador, el documental de Discovery Channel Dinosaur Revolution (2011, David Krentz y Erik Nelson), se iba a llamar en un principio Reign of the Dinosaurs y se planteó como una adaptación libre y sin narrador de Age of Reptiles. El propio Ricardo Delgado fue implicado en el proyecto como “supervising director” y “story artist”. Pero el resultado final acabó derivando hacia un formato más convencional. Con parte del metraje se elaboró el largometraje Dinotasia (2012), cuyo resultado se aproximaba más a la primera idea de los productores.


PALEONOTES (by CarlosDino)

Con Jurassic Park ya estrenada y la fiebre dinosauriana azotando el planeta entero, el archicomentado cambio de paradigma de la Dinosaur Renaissance comenzaba ya a asentarse finalmente en la cultura popular. El público general al fin conocía a estas prehistóricas bestias como organismos activos, veloces, rápidos e inteligentes. En este aspecto, los maravillosos cómics de Ricardo Delgado son un perfecto ejemplo de cómo había cambiado esta imagen, y nos encontramos con viñetas llenas de dinamismo, velocidad, acción y violencia.

Eso sí, el carácter de epopeya dinosauriana le resta verosimilitud a Age of Reptiles. Nuestros protagonistas tienen a veces motivaciones cuasi-humanas, guiándose por emociones tan nuestras como la venganza, por ejemplo; cuesta ver a animales reales cuando lo que se narra es una guerra entre bandas entre tiranosaurios y deinonicos. Además, los anacronismos vuelven a estar aquí presentes, y aunque sí es habitual que las criaturas que aparecen sean más o menos contemporáneas, nos encontraremos aquí de vez en cuando a dinosaurios muy alejados en el espacio y en el tiempo (los mencionados Tyrannosaurus y Deinonychus, estegosaurios, titanosaurios sudamericanos, Carnotaurus, Dilophosaurus, etc). Todas estas imprecisiones se irán puliendo poco a poco con la llegada de nuevas entregas, de tal manera que para cuando llegamos a "Ancient Egyptians" tenemos historias mucho más correctas científicamente. Muchos otros detallitos y fallos también presentes en los primeros volúmenes irán siendo corregidos por Delgado a lo largo de los años, cambiando las terribles muñecas pronadas (manos de pianista) en los terópodos, o añadiendo poco a poco plumas en los dromeosáuridos y otros carnívoros emparentados con las aves y picnofibras en los pterosaurios.

Sea como sea, Age of Reptiles es un cómic (o mejor dicho, una serie de cómics) imprescindible que nadie debería perderse.


-----
[1] Age of Reptiles:Tribal Warfare (1996).
[2] “La historia es un derivado de King Kong, mi gran flechazo infantil con una película (...) Tuve un libro para colorear de Gwangi en aquel entonces. Y hoy me dedicó a mirar mi genial colección de fotos fijas y carteles de El valle de Gwangi ubicados en la estantería de mi estudio”. Ancient Egyptians #3 (2015).
[3] Posteriormente, Delgado será diseñador de personajes en Dinosaurio (2000, Disney), y el año siguiente ilustrador sin acreditar en Jurassic Park 3.


Recuerda, todos los cómics de dinosaurios están en "El Comicsaurio: La historia de los cómics de dinosaurios" editado por Applehead Team. Ya en preventa aquí.

miércoles, 9 de junio de 2021

Wet Hot Allosaurus Summer (Lola Faust)

El fenómeno de la literatura dinoerótica avanza imparable (como se puede comprobar en entradas anteriores) y otra muestra de ello es este título editado por Storm Crow y escrito por Lola Faust. "Wet Hot Allosaurus Summer" cuenta la historia de Tanis, una campesina que vive en una granja con su opresivo padre y que se pasa el día fantaseando con dinosaurios y deseando escapar de esa vida rural. Entonces aparece Big Al, un enorme alosaurio que en palabras de la bella granjera tiene unos ojos que "eran del verde profundo de los océanos que ella solo había imaginado en sus sueños. Sus pómulos parecían tallados en acantilados prehistóricos. Su plumaje estaba peinado en un sexy y moderno rizado al estilo honky-tonk...". En resumen, un chico malo situado en el lado equivocado de la cadena alimenticia, pero que representa todo lo que Tanis desea. Gracias a la crítica de Hamad, usuario de GoodReads, podemos seguir profundizando en el personaje de Big Al: "Estudió ingeniería eléctrica y se mudó al norte porque las arenas bituminosas le ofrecían un mejor salario. Él hubiera preferido trabajar en tecnología de comunicaciones entre dinosaurios y humanos, pero el dinero no estaba ahí". Según Hamad, "la historia es dura, aunque trata temas de opresión, diferentes dinámicas de poder, cambio contra tradición, mayoría de edad, convención y rebelión, deseo de escapar, desamores y traiciones, pérdida de la inocencia (la mía al menos), amor y sacrificio, hombre contra naturaleza, manipulación, tecnología en la sociedad..."

La edición se completa con la historia "Lord Bartholomew's Ankylosaur Lover" de Ambrosia Penance y algunos extractos recopilados bajo la denominación "Sexcerpts from our full catalogue" que incluye cosas como "Tyrannosaurus Sext", "Mile High Pterodactyl Club", "Jurassic Pork", "Nymphomaniac Pachycephalosauruses in Love", "Fifty Shades of Gorgosaur" o "Wanton Pteranodon"

martes, 8 de junio de 2021

Los mundos prehistóricos de Juanjo Ryp

Nacido en Algeciras, Juan José Rodríguez Prieto (1971) es más conocido en el mundillo como “Juanjo Ryp”. Comenzó en la malagueña Megamultimedia (1996), dibujando historietas eróticas de corte lésbico escritas por el editor y reconocido [1] guionista Juan Antonio Torres, a.k.a. “El Torres” (1972). Tras el cierre de la editora, Juanjo se reconvirtió en albañil… hasta que El Torres le lió para su nueva empresa, Sulaco Ediciones (2000), donde participó en Alan Moore's Magic Words, una coproducción con la norteamericana Avatar Press.

Incombustible, el cierre de Sulaco no desanimó a El Torres, que en 2012 funda Amigo Comics para publicar directamente en Estados Unidos. En 2020, Amigo ha sido absorbida por Behemoth Comics, que parece que nos deparará agradables sorpresas, a la vista del terópodo fantasma que aparece en la portada del segundo número de Paranormal Hitmen (Brett Murphy/Wilson Gandolfo, 2021).

Tras el cierre de Sulaco, Juanjo trabajará directamente para Avatar Press, donde ha colaborado con guionistas de la talla de Frank Miller, Warren Ellis o Alan Moore. Los cómics de Juanjo en Avatar Press que más nos interesan, claro, son aquellos en los que ha dibujado dinosaurios, como Lady Death (Brian Pulido, 1991), para la que dibujó la portada que aparece sobre estas líneas en 2017, o Jungle Fantasy (2003), donde ilustró el pornográfico mundo perdido de Fauna (Mark Seifert y William Christensen/Sean Shaw, Threshold #23, 1999).


Desde 2010, Juanjo trabaja con Marvel. En 2017 ilustró para Valiant la portada de Generation Zero #7, en la que vemos un pterosaurio, y en 2019 tomó junto al guionista Dan Abnett el clásico de la casa Rai (1991, Jim Shooter/David Lapham), al que, como podemos comprobar, Juanjo ilustrará en muy buena compañía (sauria).

Rai #3 (2019)

Pero lo mejor estaba por venir. En 2021, ha debutado la editora Bad Idea con varios títulos, entre los que se incluye la miniserie de tres números Tankers (Petroleras, Robert Venditti/Juanjo Ryp), en la que la corporación Greenleaf Oil resuelve la escasez de petróleo inventando una máquina del tiempo con la que pretende evitar el evento de extinción finicretácico. Para ello, envía al Cretácico a un grupo de seis expertos equipados con exoesqueletos robóticos y armas de última generación... ¿Qué puede salir mal? El primer número apareció en abril y el segundo está aún calentito en los quioscos yanquis.

Ilustración para la portada de Tankers #1

Tankers #1


-----
[1] Tras tres premios Haxtur en 2012, recibió el galardón al mejor guionista en Expocómic 2015 por El fantasma de Gaudí, mejor obra en Barcelona 2016 y nominada a los premios Eisner y Harvey. En 2018 recibió varios premios Carlos Giménez (que ya había obtenido el año anterior) y José Sanchís Grau.

lunes, 7 de junio de 2021

Unas cuantas ilustraciones dinosaurianas... (LVI)

Dino Racer (Aaron Quist)

Hoy, en nuestra ronda mensual de ilustraciones dinosaurianas, traemos un 'especial jinetes' en el que diferentes artistas muestran con distintos estilos cómo podría ser cabalgar a lomos de un dinosaurio.

Dino Racer Caldea (Cosima 'Zoey Time' Thieme)

Dino Racer (Olivier Demers)

Dino Racer (Huy Tran Viet)

Saurian Pilot (Adrián Salguero Martín)

viernes, 4 de junio de 2021

Publisaurios (II): ¡Godzilla, qué meriendilla!

Pronto, los anunciantes comprendieron que el potencial publicitario de los dinosaurios daba para mucho más que para promocionar productos derivados del petróleo y comenzaron a apelar a su voracidad, comprobando que eran un estupendo reclamo en materia gastronómica. Como podéis ver, el título de esta entrega hace referencia a una canción de Siniestro Total que parodiaba los spots del rival español de Nutella, patentado por el grupo Starlux en 1967. Para nosotros sigue siendo un auténtico misterio que Nocilla jamás se transformase en “Nozilla” para aprovechar el tirón del kaiju [1] más famoso de todos los tiempos. Eso sí, si Idilia Foods, la propietaria del producto desde 2015, aprovecha la idea ahora que Godzilla vs Kong ha vuelto a poner al monstruo en el centro de la atención popular, no nos importaría un pequeño reconocimiento por la idea... (Nos podéis pagar en Cola Cao, en casa somos fans).

Los “Chewits” son unos dulces masticables fabricados desde 1963 en el Reino Unido por la confitera sueca Cloetta. En 1976, John Clive y Ian Whapshot realizaron en la agencia French Gold Abbott (1971) el primer anuncio para televisión, protagonizado por su mascota, “Monster Muncher”, cuyo aspecto y comportamiento recordaba a Godzilla. Animado con plastilina, fue reconocido en los Brittish Arrow Awards del siguiente año. En los 80, “Monster Muncher” protagonizó otro spot arrasando Londres, el Taj Mahal o la torre de Pisa... hasta que se calmaba masticando “Chewits”, o “The Muncher Menace” -arriba-, donde encuentra a los londinenses preparados para su ataque, acarreando enormes paquetes de “Chewits”.

En los 90, nuestro monstruito recibió un aspecto más colorido y dejó atrás el estilo kaiju para contentarse con masticar cuantos objetos de plástico encontraba (hasta comprender que no eran sustitutos de su dulce favorito) o presentar el producto en un telediario a sus congéneres bajo el lema “Hazlo antes de masticarlo”. El cambio de siglo trajo consigo otro de agencia y Muncher se pasó al dibujo animado en un spot en el que usaba los típicos autobuses londinenses a modo de patines -arriba-. En 2003 la agencia publicitaria Brahm realizó un casting para buscar una nueva mascota para el producto... y reapareció el Muncher de espíritu más kaiju, al que se rebautiza como “The Chewitsaurus”. En 2009, se le ha vuelto a rediseñar, dándole un aspecto más moderno al estilo de un juego de ordenador, como podemos ver en “New Claus in Town”, y en 2019 le han pintado motitas y exagerado los dientes. Pero, por supuesto, el que más nos gusta es el original.

Paralizada desde 1975, la saga cinematográfica de Godzilla (1954, Ishiro Honda) acababa de ser relanzada en Japón en 1984 con el filme Gojira (Koji Hashimoto). Su comercialización en Estados Unidos pasó por una reelaboración a base de recortes y nuevas escenas que se encomendaron a la productora New World, cuyo resultado se comercializó como Godzilla 1985. Los refrescos Dr Pepper [2] financiaron esta “americanización” de la película y, a cambio, los soldados aparecen bebiendo sus refrescos. Además, la casa patrocinó un clip de la canción “I Was Afraid to Love You” y lanzó merchandising uniendo la película y el refresco, en forma de camisetas (sorteadas en las latas de la bebida), parachoques o monopatines. Finalmente, Dr Pepper invirtió diez millones de dólares en la campaña "Out of the Ordinary" que se plasmó en dos anuncios con Godzilla en los 80. En el segundo -arriba- conocemos a Newzilla, la novia del kaiju.

Otros productos alimenticios que han utilizado la imagen del monstruo han sido Honey Nut Cheerios!, que en “Godzilla” (1990) aprovechan parte del metraje de sus filmes, Doritos (1998) y, aunque sólo fuera la cola, Taco Bell (1998). Más recientemente, hemos podido ver a Godzilla en este spot de “Snickers” –una chocolatina del grupo Mars- (Ulf Johansson, 2014) o en “No hay nada que se le parezca”, de Mikado [3] (2020).

Sin embargo, el dinosaurio mutante no se iba a conformar con protagonizar anuncios de golosinas. Warren Eakins y Steve Sandoz, de la agencia Wieden & Kennedy, encargada de la publicidad de Nike, creyeron que el monstruo también podía captar la atención de su público. Y la mejor forma de hacerlo era calzarle sus zapatillas para enfrentarle a una estrella de la NBA. El elegido fue Charles Barkley [4]. Godzilla le oye botar el balón mientras está arrasando Tokyo y detiene su carrera destructiva para echar un partidito utilizando la “O” de un letrero de Tokyo como canasta.

La dirección corrió a cargo de Michael Owens y los efectos especiales se pusieron en manos del mejor estudio de Hollywood: Industrial Light & Magic. El rodaje duró ocho días y la edición cuatro semanas. Se empleó la misma técnica que utilizaban las películas de Toho, disfrazando a un actor, aunque los gestos del rostro de la bestia se controlaron mediante mandos a distancia, y se utilizaron pinturas mate para crear la ilusión de que la ciudad era más grande. Algunos accesorios fueron reutilizados en el filme Ghostbusters (1994). “Godzilla vs Charles Barkley” debutó durante los premios MTV de 1992 y su éxito fue tal que se planeó una secuela en la que se enfrentarían Godzilla y Mechagodzilla contra Barkley y David Robinson, aunque no se llegó a materializar por su elevado coste.


-----
[1] Ya sabemos que así es como los japoneses llaman a los monstruos gigantescos originados por desastres nucleares y cuyo potencial destructivo puede llegar a superar al de desastres naturales tan comunes por aquellos lares como los terremotos.
[2] Creado en la década de 1880 por Charles Alderton en Texas, se comercializa a nivel nacional en Estados Unidos desde 1904 y más tarde también en Europa, Asia y América del Sur. Se trata de una bebida carbonatada de color caramelo de peculiar sabor a soda.
[3] Apareció en 1966 como “Pokki”, lanzado por la confitera de Osaka Ezaki Glico K.G. (el nombre de la empresa se compone del apellido del fundador, Katsuhisa Ezaki, y el apócope del glicógeno, polisacárido de la glucosa con el que fabricaron su primer dulce, el Glico-Caramel. En Europa se conoce como Mikado por el juego que consiste en arrojar un puñado de palillos al suelo y recogerlos sin que al tomar uno se mueva inintencionadamente otro.
[4] Jugador de los Philadelphia 76ers (1984-1992), Phoenix Suns (1992-1996) y Houston Rockets (1996-2000), miembro del Hall of Fame de la NBA, MVP y campeón olímpico.

jueves, 3 de junio de 2021

Queen of the Jurassic (2020)

Lutz Scharf es un cineasta independiente alemán que trabaja como director creativo en la industria publicitaria. Su formación académica está enfocada a la producción en medios como el cómic, los juegos y el cine, incluyendo el desarrollo de guiones. Ha sido ilustrador en su juventud y ha dirigido diversos cortometrajes. En los últimos años se ha especializado en la concepción y creación de contenido (imagen, video y texto) en webs y redes sociales, y trabaja para la empresa ORT desde 2016. Especializado en animación con CGI y Blender, el año pasado llevó a cabo el cortometraje "Queen of the Jurassic" protagonizado por una hembra de Allosaurus y un joven Stegosaurus. Inspirado por "Walking with Dinosaurs", consiguió hacer realidad uno de sus sueños desde niño: una película de dinosaurios. Puedes ver más sobre su trabajo en su web o en su cuenta de Instagram.

miércoles, 2 de junio de 2021

Los coloridos reptiles mesozoicos de Alejandro Esteller

Alejandro Esteller es un diseñador gráfico valenciano que disfruta ilustrando todo tipo de naturaleza, con un estilo geométrico, colorido y decorativo. Como le pasó a tantos otros niños inquietos, "Jurassic Park" reveló su amor por aquellos gigantescos reptiles que pasaron a vivir para siempre en su cabeza, junto con dragones y otras bestias míticas, con la salvedad de que los dinosaurios sí fueron reales. Sus estudios de diseño le aportaron la técnica necesaria para hacer honor a estas criaturas de antaño, y aquí presenta un pequeño proyecto de pasión donde mezcla vegetación, color y sus vertebrados extintos preferidos. Puedes encontrar más de su obra en su página de Behance o en su cuenta de Instagram.







martes, 1 de junio de 2021

Dinocómics (VIII): Una celebración

El nulo respeto de las grandes editoras de cómics norteamericanas (léase Marvel y DC) hacia los derechos de autor y la generalización del sistema underground de venta directa a librerías favoreció la irrupción de editores independientes, abiertos a todo tipo de temas y tratamientos formales. Su éxito llevó a las grandes a replicarlas. En 1982 Marvel lanza el subsello Epic, que sí cuidó a sus creadores y, lo que más nos interesa, dio cabida a varias series con dinosaurios (Dreadlands, Timespirits...) y, sobre todo, publicó una antología en cuatro entregas en 1992 con un título tan sugerente como Dinosaurs: A Celebration... ¿A que dan ganas hasta de cantarlo? (si OT destruyó el panorama musical de este país, yo puedo utilizarles para un chascarrillo).

El editor, el británico Steve White, la presentaba recalcando su carácter didáctico, pero es en el epílogo de Dan Abnett donde, aparte de conocer la fascinación de ambos por Dinosaur Heresies de Bakker, hemos encontrado las claves reales de la obra: “Lo que Steve ha orquestado aquí es un intento de canalizar el entusiasmo por los dinosaurios lejos del aplastamiento gratuito de coches y las preocupaciones de los neandertales, regresando al mundo genuino de las criaturas, que no se ha perdido tanto como ignorado.”

Anquilobélix a Anquilosaurix: "Están locos estos gallimimus" ("Tormentas de arena y otros peligros")

Junto a interesantes artículos divulgativos, cada ejemplar contenía cuatro cómics de seis páginas cada uno protagonizados en exclusiva por dinosaurios. Los guionistas Abnett, Graham Marks, Euan Peters y Nicholas J.Vince se repartieron cuatro historietas por barba –Vince cedió una a John Freeman-, y cada cómic fue ilustrado por un dibujante diferente.

Unos baryonix "Peleando por pescado"

El primer número, subtitulado “Terrible Claws and Tyrants” y con portada de Kevin Walker, contenía los cómics “The Food Chain” (Marks/Geoff Senior), “Fighting for Fish” (Peters/Richard Dolan), “Hunting a Herbivore” (Marks/John Watkiss) o “Pterosaurs” (Abnett/Dermot Power).

Impresionante acantilado de Dermot Power para "Pterosaurios"

En “Egg Stealers and Earth Shakers”, con portada de John Bolton, encontramos las historietas “Oviraptor on the Prowl” (Peters/Andrew Currie), “Battling for Survival” (Vince/Doug Braithwaite y Garry Leach), “Escaping the Hunters” (Peters/Chris Foss) y “Blood Bath in a Drying Lake” (Peters/Liam Sharp).

"Escapando de los cazadores"

El tercer número, “Bone-Heads and Duck-Bills”, contenía una fantástica portada de Garry Leach y los cómics “Kakaru, the Coelosaurus” (Abnett/Steve Hambridge), “Leadership Fight” (Marks/Phil Gascoigne), “Rough Play” (Marks/Luis Rey) y “Always Watch Your Back” (Freeman/John Higgins).

Psicodélicos hadrosaurios lambeosaurinos en "Lucha por el liderazgo"

La última entrega, “Horns and Heavy Armor”, con cubierta de Richard Dolan, incluía “Sandstorms and Other Dangers” (Vince/John McCrea), “Protecting the Young Ones” (Abnett/Kevin Hopgood), “Passing the River” (Abnett/Colin McNeil) y “Breeding” (Vince/Andy Lanning).

Y cerramos con una reflexión de Dan Abnett, en el ya mencionado epílogo de la obra: “Eso es lo que pasa con los dinosaurios: no puedes vivir con ellos, no puedes dispararles. No puedes hacer nada más que admirarlos. Los creadores de cómics admiran a los dinosaurios, por regla general. Son extraños, maravillosos y lo más parecido a monstruos reales que jamás haya existido (...) Sirven de inspiración para la fantasía, pero fueron reales. Los amamos porque ya no están en este mundo, pero realmente lo estuvieron. Les infundimos nuestras propias cualidades de crueldad sin sentido, rabia, intolerancia y brutalidad. Los consideramos estúpidos, lentos y pesados. Los hemos convertido en nuestra metáfora número uno de todo lo que está anquilosado, pasado de moda, mal administrado, es ineficiente o fallido.

Al tiempo le gusta repartir ironía, estoy seguro. Qué apropiado que nuestra especie, que ha estado correteando por aquí durante unos minutos, geológicamente hablando, ideando los inventos más horribles de la historia y contribuyendo, en general, con una gran cantidad de basura a este alojamiento alquilado, utilice para simbolizar un fracaso gigantesco a uno de los mayores éxitos de la naturaleza.”

"Protegiendo a los jóvenes"

PALEONOTES (by CarlosDino)

El carácter divulgativo previamente mencionado está muy presente, lo que hace que nos encontremos ante un producto más que notable en lo que a representación científica se refiere. El baile de dibujantes hace que el resultado no sea igual de óptimo en todas las historias, pero sí estamos ante un cómic que, en general, captura a la perfección el conocimiento dinosauriano de la época. La Dinosaur Renaissance brilla aquí, por fin, en todo su esplendor: estas maravillosas criaturas aparecen finalmente como animales ágiles, activos, de colas elevadas y sangre caliente, con los terópodos siendo terribles depredadores y los herbívoros apareciendo como magníficas e imbatibles bestias. Y todos ellos con looks y anatomías mucho más cercanas a las de sus contrapartidas reales. Sí, de vez en cuando veremos todavía alguna cola arrastrando por el suelo o algún terópodo en posición de canguro, pero son excepciones puntuales.

Hay que reseñar lo muy al día que estaban estas viñetas, mostrando algunos géneros de dinosaurios descubiertos muy pocos años antes, como los terópodos Baryonyx o Carnotaurus, o hipótesis puramente "dinosaurrenaissancerianas" como la caza en grupo por parte del raptor Deinonychus. Además, aquí se acaban los anacronismos, y cada animal aparece en el ecosistema y época que le corresponde, compartiendo escena únicamente con otros organismos con los que convivió en la vida real. Por poder, podemos hasta congratularnos por la presencia de algunas tímidas protoplumas en terópodos no avianos algunos años antes de que se describiera el primer fósil de un carnívoro emplumado.

Struthiomimus luciendo penacho en el cogote (no tiene tupé porque aún no se había inventado la gomina)

Claro que no es un cómic perfecto, y si nos ponemos estrictos le podemos sacar fallitos, aunque muchos de ellos son producto, una vez más, del conocimiento de la época. Seguimos encontrándonos con la vela de piel en Parasaurolophus, así como plesiosaurios medio anfibios (hoy en día sabemos que eran mucho más acuáticos) o un Quetzalcoatlus con un cráneo que poco tiene que ver con el que conocemos en el animal real. Algo más gordo es lo de las muñecas de los terópodos, con manos en posición de pianista (pronadas, en vez de supinas o "con las palmas hacia dentro"), un fallo recurrente en la cultura popular dinosauriana y que "Jurassic Park" fijaría durante décadas (ha tenido que llegar "Battle at Big Rock", en 2019, para poder ver por fin un carnívoro con manos orientadas correctamente en la saga).

Sin embargo, todas estas cosas quedan empequeñecidas si miramos el resultado general de este cómic, altamente satisfactorio. Teniendo en cuenta lo que habíamos tenido durante años y años, lo que nos encontramos en estas viñetas es, como bien dice su título, motivo de celebración.



Recuerda, todos los cómics de dinosaurios están en "El Comicsaurio: La historia de los cómics de dinosaurios" editado por Applehead Team. Ya en preventa aquí.   

  © Blogger templates 'Neuronic' by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP